April 20, 2024
Guia

Guía: ¿Cómo escoger una tarjeta de video para gaming?

Guía: ¿Cómo escoger una tarjeta de video para gaming?

Esta guía está dirigido a todo usuario (principiante o avanzado) que está interesado en comprar una tarjeta de video para gaming. Aquí te guiaremos cuál debería ser el criterio de un consumidor para elegir una tarjeta de video.

Si bien todos varios medios de reviews (incluyéndome) analizan tarjetas de video, su rendimiento ante otras opciones, ninguno menciona que son las claves principales para elegir una tarjeta de video.

Esta guía se lo dedico a Noctur, que me dio la suficiente motivación para orientar a los lectores que lleguen a caer a este portal hackeado.

Tabla de contenidos

Los errores al escoger una tarjeta de video

El error que puede llegar a cometer un usuario final, antes de analizarlo de un punto técnico, es el error al medir sus necesidades y realidades. El resultado final, es que va hacer una compra que puede caer en estas situaciones:

-Compró una tarjeta de video muy por debajo de las expectativas.
-Gastó mucho dinero en una tarjeta de video que es demasiado para sus necesidades.
-No sabe lo que compró, para qué, o porqué. Sólo leyó o vio algo en la web y se guio sin cuestionar si lo necesitaba.

Estos errores se pueden evitar de forma sencilla si uno tiene un esquema (en la cabeza) propiamente articulado, antes de leer reseñas. Estas son:

-¿Qué juegos son los que normalmente “consumo”?
-¿Qué monitor usaré a la par de la tarjeta de video?
-Bueno… ¿cuan grande es mi billetera?

A). La importancia de los juegos que uno “consume” al momento de escoger una tarjeta de video para gaming

Tal vez sea el aspecto más importante al escoger una tarjeta de video que la mayoría no analiza al comprar una tarjeta de video. Si bien es bueno guiarse de benchmarks para saber que tarjeta es mejor que la otra, la pregunta al final del día es:

¿Qué es lo que juegas mano?

Si tu respuesta va ser… Bueno, sólo juego DOTA 2 y de ahí veo mis videos de Youtube, lo que en nuestro país (Perú) es la gran mayoría de cuentas dibujitos; comprar una GeForce RTX 4090 no tiene mucho sentido.

Hay diferentes tipos de juegos, pero podemos clasificarlos en dos:

-Juegos competitivos (por lo general atados a esports).
-Juegos AAAs.

Obvio existe juegos competitivos que pueden ser demandantes como juegos AAAs, pero pongamos las cosas simples.

Juegos competitivos – por lo general los menos demandantes

Podemos simplificar, que los juegos competitivos por general, son menos demandantes a comparación AAAs. Es más, una característica es que, si bien se necesita una tarjeta de video adecuada, más importante es pesar la importancia del rol del procesador en este tipo de juegos. Por lo general, un procesador y RAMs puede tener más impacto en este tipo de juegos.

Algunos ejemplos son:

-DOTA 2 (especialmente en Perú)
-League of Legends

DOTA 2

Estos dos títulos, son los más jugados en el mundo. Obvio hay más juegos que recaen en esta categoría, pero el rol de la tarjeta de video puede pasar a segundo plano a comparación del procesador y RAM en varios de ellos. Una excepción a esto es por ejemplo:

-Warzone 2

Warzone II

Es un juego masivo, competitivo, que pese a ser esta categoría, exige como un juego AAA, tanto en procesador, como tarjeta de video.

Juegos AAAs – Lo más “fino” de la selección, pero ¿realmente los “consumes”?

En internet van a ver todo tipo de usuarios… unos que repiten lo que vieron o leyeron en alguna parte, aquellos que piensan que saben más que otros y lo peor; fanboys (usuarios sesgados) pero algo que siempre viene en mente es lo siguiente:

“¿Cuántos de ellos realmente juegan títulos AAAs?”

Lo digo porque es importante… Un juego AAA por lo general tiene un costo de 200 nuevos soles (US$ 60 dólares americanos). De las horas que uno pasa jugando en la PC que pueden ser muchas o pocas… ¿Cuántas de esas realmente son enfocados a AAAs?

A Plague Tale Requiem

Existe usuarios que gastan varios de cientos a miles de nuevos soles (o dólares) al año en juegos AAAs. Si es así, entonces una tarjeta de video tomando en cuenta esta “necesidad” es importante al momento de elegir una tarjeta de video.

Resumen – Poner en una balanza que es lo que uno juega

Sea juegos competitivos o juegos AAAs, es importante saber lo que uno va jugar (realísticamente). Es una tristeza, pero cuando uno crece, hay menos tiempo para jugar ya que la vida de adulto inunda con un mundo de responsabilidades; así que ese factor también debería pesarse.

Hay algunas personas que sólo quieren meter su “dotita” diario para “bajar pepa” y la verdad no requieren una tarjeta de video alucinante.

Pero si eres usuario que juega competitivo, mezclado con varios títulos AAAs por año o sólo juegas AAAs, esto cambia rotundamente lo que uno “necesita”.

B). Un factor importante al escoger una tarjeta de video: ¿Qué monitor usaré a la par de la tarjeta de video?

Hay varios que pasan por alto esto y la importancia del monitor que uno va usar con la tarjeta de video. Deben saber que existe tres resoluciones tradicionales (16:9) en gaming. Estas son:

-1920x1080p (Full HD)
-2560x1440p (QHD)
-3840x2160p (4K UHD)

Para los novatos, tengo que romperles la ilusión que jugar en 4K UHD es geométricamente más demandante que cualquier otra resolución. O sea, si uno realmente desea jugar en esta resolución, va requerir una billetera BASTANTE GIGANTE a comparación de un presupuesto con una PC/tarjeta de video en mente para jugar en 1080p.

Aparte, un monitor o tele 4K UHD es substancialmente más caro que un monitor 1440p/1080p.

Si desean leer una guía de ¿cómo escoger un monitor?, pueden leer la siguiente guía. Ahí encontrarán más información, por ejemplo, que es hercios y la importancia en juegos competitivos.

Para entender lo demandante que es salto de 1440p a 2160p, veamos cuantos pixeles genera cada resolución:

1080p: 2073600 pixeles
1440p: 3686400 pixeles
2160p: 8294400 pixeles

El salto a 1440p de 1080p es de 77.77% más pixeles y de 1440p a 2160p es de 125%.

Teniendo esto en cuenta, si uno sabe que va jugar en 1080p juegos competitivos, se va dar cuenta que no requiere una tarjeta de video de la NASA para ese objetivo. El cambio a 1440p no es super demandante y varias tarjetas de video pueden estar a la altura para 1440p y juegos competitivos. Lo mismo pasa en 2160p.

Es gracioso, pero la mayoría de juegos competitivos no requieren mucho VRAM (pocas excepciones) incluso a resoluciones altas como 2160p.

La historia da un cambio de 180 grados si es que la prioridad está en juegos AAAs. Estos son ya de por si mucho más demandantes que juegos competitivos y la exigencia de títulos más recientes pueden ser abismales en resoluciones como 1440p y especialmente 2160p.

Es una pena decir, pero requerirán bastante dinero en varios partes de PC, incluyendo la tarjeta de video, para lograr esta hazaña. La meta para un juego AAA, es poder jugarlo a un mínimo de 60 FPS (si es mayor, a buena hora).

La importancia de tener en claro, QUE MONITOR voy a usar, va ser bastante importante al momento de elegir un modelo de tarjeta de video.

C). ¿Cuán grande es mi billetera? Realidad versus lo que uno quiere

Si uno quisiera, le gustaría jugar en un monitor 4K de 120/144hz con una GeForce RTX 4090, la actual campeona en casi todos los títulos, con Ray Tracing, etc. La triste realidad, es que cada usuario está atado a su poder adquisitivo. En términos sencillos, un presupuesto, su billetera…

Al comprar partes de PC, si bien uno tiene que elegir un procesador adecuado, para gaming lo más importante es la tarjeta de video y el monitor. Así que tengan esto en expectativas realistas de lo que uno realmente puede adquirir. No se olvide, si van a jugar AAAs, un título AAA por lo general se encuentra en US$ 60 dólares americanos.

5 1 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x